A Ernesto Talvi

Julio 2019

Felicitaciones Ernesto por tu triunfo en las Internas del Partido Colorado. Le viene muy bien a tu partido y a nuestro país. No voy a seguir con comentarios tan trillados para no abusar de tu tiempo ni incursionar en temas políticos que no domino, pero te aclaro que no te voté (por temor a que el descanso eterno de mi padre y de mi abuelo se viera sacudido en caso que votara al Partido Colorado). Pero en el balotagevotaré con entusiasmo al que ocupe la cabecera de “la mesa de tres” (el de mi palo seguro que no va a ser) que conforme el gobierno de coalición.

Solo quiero comentarte dos asuntos. El primero, relativo a tu afirmación de que debemos construir un pequeño país europeo, con desarrollo, con justicia social,y alejarnos de la visión latinoamericana del subdesarrollo y el populismo. Total acuerdo, solo difiero en el adjetivo “pequeño”, pero no es poca cosa.Frecuentemente lo olvidamos, pero nuestra pequeñez solo es tal, precisamente en el contexto sudamericano. En el europeo no es así. La superficie de Uruguay es igual a la suma de las de Bélgica, Holanda, Suiza, Dinamarca y Eslovenia. El Benelux (los dos primeros más Luxemburgo) “caben” en nuestro territorio al norte del río Negro. Claro que nos faltan muchas otras cosas, pero son las que deberemos construir (sería más justo decir “seguir construyendo”, pero sobre bases más sólidas) en el futuro gobierno.

La segunda es una aclaración, con agradecimiento asociado. Hace unos cuantos años, coincidimos en el panel de un seminario o taller organizado por la filial salteña de la Asociación de Ingenieros Agrónomos, no recuerdo sobre que tema, pero sin duda vinculado a la economía agraria. Nos alojaron en el hotel Horacio Quiroga, y a la mañana siguiente, mientras desayunábamos, en una mesa vecina también lo hacían tu esposa y tus dos pequeños hijos, a los que habías llevado de vacaciones. Al mayor, de unos 6 o 7 años, que venía a cada rato a nuestra mesa, me lo “presentaste” aclarándome después que le habías puesto Ramón en homenaje a Ramón Díaz, el conocido economista del Partido Nacional. Silencié el hecho de que por un prejuicio ideológico (considerarlo “muy de derecha”) no había leído su libro “Historia económica de Uruguay”. Este pequeño hecho algo me habrá movidoporque nunca lo olvidé, y me ayudó a reparar, tiempo después, la ausencia de una lectura imprescindible. Ese es el agradecimiento, ahora la aclaración.

Como soy mayor que vos, debería dar el ejemplo de no tutearte sin conocernos, como es moda, pero me siento autorizado a hacerlo por el lejano antecedente salteño. Intentaré hacerte llegar estas líneas por intermedio de nuestro común amigo Eduardo Blasina. Un abrazo y arriba Uruguay, el futuro gran país. Rodolfo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.