El galope del caracol

Este libro está a la venta en Pocitos Libros, Av. Brasil 2561, Tel. 2709 4603 Montevideo, Uruguay

Contratapa

Este libro, “El Galope del Caracol”, de  Rodolfo Irigoyen, “El Catalán”, es además de original, enormemente abarcativo. Los distintos ambientes, el campero, el ciudadano, el político, el económico , el futbolístico, el gardeliano, el de la ficción, hasta el poético expresado en décimas camperas de su autoría, encierran un variadísimo espectro temático.

No es fácil, por consiguiente, encontrar un hilo conductor. Sin embargo una vez que el lector se va adentrando en la  lectura, surge con claridad la necesidad del autor de descargar lo que su inteligencia y sensibilidad le dictan ante las más variadas situaciones.

La obra  puede ser leída de distintas formas según sea que el lector conozca al autor o que recién empiece a conocerlo. Los primeros tal vez lo lean sin sorpresas, en cambio los segundos serán llevados de asombro en asombro por algunos juicios que Irigoyen estampa en letras de molde con absoluta autoridad.

Pero lo que es seguro es que cualquiera sea la forma en que se lea, siempre quedará reforzada la imprescindible necesidad de pensar y tal vez de retrucarle algo al autor. Ello es así porque las notas de este libro son profundamente removedores, por más sencillos o complejos que puedan ser los temas tratados.

Aún en los temas más serios, hay una cuota enorme de ironía que orienta al lector a meditar con profundidad sobre los juicios, generalmente críticos, del autor con los cuales, por supuesto, no siempre se estará de acuerdo.

Pero no todo es crítica o ironía. Muchas notas o anécdotas referidas a personajes paisanos de los pagos del autor, además de gracia y sensibilidad rezuman ternura y cariño hacia los mismos. Son personajes típicos del ambiente campero, incluyendo gauchos de pura cepa que seguramente harían las delicias de Wimpy.

El autor tiene además recuerdos póstumos para personajes que admiró, quiso o respetó. Algunos evocativos, otros en serios obituarios. Su pluma, tantas veces irreverente, se muestra en estos casos  con rodo el respeto y sosiego que las circunstancias requieren.

Y como la crítica es una constante en el libro, no carecen de ella colectivos también variados, como las organizaciones sindicales, lo “políticamente correcto”, la problemática “de género”, el extendido maltrato del idioma  e incluso la crisis de identidad que sufrimos los uruguayos.

En definitiva, una recopilación de artículos que disfrutará el público “del campo y de la ciudad”, por encima de diferencias sociales, políticas y generacionales.

Mario Azzarini Scoseria